El poder del “querer”

febrero 20, 2014

Sí, “yo quiero”
(aprender, luchar, crecer, contribuir o liderar)

Es 100% nuestra actitud (cómo y con qué intención e intensidad hacemos las cosas) que determina nuestro éxito y rendimiento. Eso implica que ninguna formación en la empresa será rentable si la actitud de los participantes no corresponde. Sólo funciona si ellos quieren. Si tienen una actitud positiva, y “sienten” la necesidad y “ven” el beneficio de participar y en cambiar, y si les hace ilusión.

 Si los empleados tienen una actitud positiva o no, depende en gran parte de los propios líderes de la empresa y el ambiente que han creado. Si ellos no saben generar energía positiva a través de su propia actitud, visión y comportamiento ejemplar, habrá estancamiento.

Pero….¿Cómo generar esta actitud positiva?
Dos pasos básicos:

1: Ofrecer dirección y sentido
Trazar la misión y los objetivos a largo plazo en pequeños pasos, a nivel de departamentos, equipos y a nivel individual, y ayudar a los empleados a encontrar y definir su propio “rol” y contribución en este proceso. Ofrecerles un proyecto con pies y cabeza. En ayudarles a vivir su trabajo como una aventura, con retos adquiribles.

2: Crear, vivir y disfrutar de un proyecto en común, entre todos:
Estimular la creación de una cultura basada en el “juntos”, en la confianza y el respeto, en el feedback constructivo, como base para el proyecto. En ser honestos y claros, transparentes. El proyecto de la empresa, tendría que ser el proyecto (en beneficio) de todos.

Y eso requiere de un liderazgo ejemplar y verdadero. No es fácil, ya lo sabemos. Falta por todos lados. El egoísmo y el amor propio (= el contrario del liderazgo) está al orden del día. Ojala que algún día…..

Peter van Dommele
http://www.canfrisia.com

p.vandommele@betterbeyourself.es

El Aventurero Inspirador

febrero 8, 2014

Subir el Everest sin oxígeno, intentar llegar al polo sur en bicicleta, o como yo, ir a caballo miles de kilómetros por la India profunda desde el desierto de Rajastan hasta el Himalaya, son historias inspiradoras. Nos encanta escuchar y leer sobre estas hazañas, que nos estimulan y nos dan lecciones y energía. Al contrario, no moverte del sofá, juzgando a los demás, quieto, inmóvil, excusándote de todo, es muy poco inspirador. En medio, hay un mundo.

En mis cursos con los caballos recibo muchas veces (demasiados) participantes que están “en el sofá”, la zona de protección y confort. Jóvenes, mayores, mujeres, hombres, da igual. Participan, disfrutan, pero a muchos de ellos les falta “chispa”. Siempre soy feliz si dentro del equipo surge alguien que se aventura, que coge la oportunidad de experimentar y probar, con curiosidad, con energía e ilusión. Son los que inspiran y “dinamizan” el equipo con su ejemplo, y no siempre son los que mandan. Son imprescindibles, despiertan a los demás, enseñan el camino. Al final del día trabajando con los caballos, hasta la persona más apagada inicialmente dirá, gracias a ellos: “Si puedo hacer eso, ¡podré hacer de todo!”

A los empleados que se destapan así en este tipo de cursos, les tenemos que mimar, pues valen oro. Crean energía positiva. Son los que pueden tirar del carro en el futuro. Es fundamental invertir en ellos y estimular aún más su espíritu aventurero. Hay un mundo nuevo por descubrir y desarrollar (nuevas tecnologías, redes sociales, nuevas competencias, nuevos mercados etc.). La creatividad y la capacidad de innovación de la empresa dependen en gran parte de la presencia de este tipo de “aventureros inspiradores”. Que hagan, que busquen, que se equivoquen, que prueben. Bien dirigidos, ¡Ellos son nuestro futuro!

Peter van Dommele
http://www.canfrisia.com

Es 100% nuestra actitud (cómo y con qué intención e intensidad hacemos las cosas) que determina nuestro éxito y rendimiento. Eso implica que ninguna formación o proceso de cambio en la empresa será rentable si la actitud de los participantes no corresponde.

Sin embargo, la formación, o un proceso de cambio, puede ser una maquina de generar energía, si los participantes realmente quieren aprender, crecer, y cambiar. Si tienen una actitud positiva, y “sienten” la necesidad de participar y de cambiar, y si les hace ilusión. Es esencial crear este sentido de ilusión, especialmente en tiempos de crisis y de malas noticias.

Luchar para sacar por lo menos parte de los empleados de la zona gris, del atascamiento o de la zona del “confort”, y llevarles a tener una actitud más positiva y de implicación será altamente rentable. Y despedir a los que obstruyen el proceso porqué simplemente no quieren nada, también.

Si los empleados tienen una actitud positiva o no, depende mucho de los líderes de la empresa y de sus equipos. Si ellos no saben generar energía positiva a través de su propia actitud y comportamiento ejemplar, habrá estancamiento.

Pues….¿Cómo generar una actitud positiva?
Según John Kotter (The Heart of Change, ¡excelente título!), Simon Sinek, Jim Collins e.o., hay que trabajar dos temas básicos y de sentido común:

1: Ofrecer dirección y sentido (Pensar, diagnosticar y actuar): Razón (Neocortex)
• Enfoque y claridad (Porqué existimos: visión/sueño, misión/objetivos)
• Trazar la misión y los objetivos a largo plazo en pequeños pasos, también a nivel de departamentos y equipos, y ayudar a los empleados a encontrar y definir su propio “rol” y contribución en este proceso. En ayudarles a vivir su trabajo como una aventura, con retos adquiribles.
• Incluir momentos de evaluación y medición para poder rectificar/intervenir si es necesario.
• Celebrar éxitos, juntos.

2: Crear, vivir y disfrutar de un proyecto en común, entre todos (Observar, participar, sentir y cambiar): Corazón (Sistema límbico)
• Estimular la creación de una cultura basada en la confianza y el respeto como base para el proyecto (“Humanizar” la empresa).
• Vivir y disfrutar la esencia de “ser un equipo con un sueño” a través de experiencias vivenciales fuera del ámbito de la oficina, empezando con el comité de dirección, con, por ejemplo, la formación con caballos. “Lo que vives, no lo olvidarás nunca”.

Este proceso de dar “sentido común” a la empresa requiere por parte de los líderes de la empresa las siguientes actitudes/ características:
• Cercanía con los colaboradores
• Celebrar pequeños éxitos y dar reconocimiento
• Saber escuchar
• Dar espacio
• Humildad y autocrítica
• Comunicar constantemente objetivos y visión
• Feedback honesto y claro
• Hacer lo que dicen (comportamiento ejemplar)
• Pasión y capacidad de lucha
• Disciplina y control de resultados

Esta sería la situación idónea para cualquiera empresa, un “blueprint” para el éxito. Pero ni es fácil, ni todo es posible. Aunque tendría que ser el objetivo audaz de todas. Empresas como Danone, Google, Facebook, ING Direct, Zurich, Bluespace o Virgin luchan en esta dirección (y funcionan muy bien) y puedan servir como ejemplo y como fuente de inspiración.
Peter van Dommele

Gestionar el compromiso de los empleados con la empresa y gestionar la satisfacción en el trabajo de los empleados es ahora más que nunca importante. Aunque se disponga de menos fondos y más dificultades, existen muchas formulas para hacerlo. Es importante, y sobre todo, urgente. Y es ¡Un verdadero reto! Leelo en nuestro artículo en Equipos y Talento

La empresa somos todos

abril 9, 2009

El beneficio de la crisis

La crisis nos ha enseñado que la empresa no simplemente puede existir con el único objetivo de ganar dinero.
Esta obsesión extrema por los beneficios financieros nos ha llevado a la profunda crisis que vivimos hoy día, demuestra con claridad que esta obsesión afecta negativamente a toda la sociedad y al bienestar de las personas.

La empresa no está sola. Nuestra sociedad es una complejo red interactiva de empresas, de organizaciones, de valores y personas. La empresa forma parte integral de nuestra sociedad. “La empresa somos todos” como ha dicho recientemente Franck Ribaud, presidente ejecutivo de Danone (LaVanguardia, 5 de abril de 2009).

La situación actual nos demuestra que las empresas influyen directamente en el futuro y el desarrollo de la sociedad. Es triste y absolutamente injusto que lo notemos cuando todo va mal. Por lo menos ahora nos damos cuenta, y puede ser el triste beneficio de la crisis.

Cada vez hay más directivos de empresas que comparten esta sensación y más personas (clientes y empleados), especialmente de las nuevas generaciones, que exigen a las empresas una mayor contribución al desarrollo de nuestra sociedad, especialmente en tiempos de bonanza. Según ellos, las empresas tienen responsabilidades, dentro y fuera de la empresa, mucho más allá de conseguir beneficios financieros:

• responsabilidad social (no estamos solos)
• responsabilidad por el medio ambiente (no podemos seguir haciendo cualquier cosa)
• responsabilidad para conseguir un buen equilibrio entre vida profesional y privada (los “nuestros” también existen)
• responsabilidad para fomentar la igualdad entre hombres y mujeres (¡ya está bien!)
• responsabilidad por el bienestar de los propios empleados (clima y seguridad laboral, no somos simples medios de producción)
• responsabilidad por el desarrollo y la formación de los empleados (si inviertas en mi, yo invierto en ti, juntos creceremos)

La empresa somos todos, y la sociedad somos todos. La empresa no es una entidad aislada. La responsabilidad social y medioambiental (enfoque hacia fuera), y el desarrollo y bienestar de nuestros empleados (enfoque hacia dentro) en base al respeto, la honestidad, la dignidad y la confianza son los temas claves para poner los cimientos del futuro.

Necesitamos un cambio profundo en cómo llevar la empresa, cómo llevar a nuestros empleados y cómo llevar las relaciones de la empresa con la sociedad. En definitiva, necesitamos un cambio en cómo posicionar la empresa en el centro del desarrollo de nuestra sociedad.

Y sí, será rentable…… Estamos cambiando como clientes y empleados. Si la empresa no se adapta a nosotros, lo tendrá más difícil aún. Si se adapta, ganaremos todos: la empresa y la sociedad.

Peter van Dommele
www.betterbeyourself.biz
p.vandommele@betterbeyourself.es

Coaching con Caballos

junio 22, 2008

Más información en: www.betterbeyourself.biz/coachingconcaballos o en www.caballosyliderazgo.com

Coaching con Caballos
para crear equipos de alto rendimiento y fomentar el liderazgo que inspira

Construir equipos de alto rendimiento, basados en un liderazgo capaz de ilusionar y motivar a los miembros del equipo, es hoy en día primordial para que las empresas puedan afrontar los retos incesantes del mercado.

Una comunicación interna abierta y directa basada en la confianza, el respeto mutuo y sobre todo en un alto grado de auto-conocimiento (autenticidad) de cada uno de los miembros del equipo, es el eje principal de este proceso de construcción de equipos de alto rendimiento. (Patrick Lencioni, “Las 5 disfunciones de un equipo”, 2003)

El reconocimiento de los puntos fuertes y de los puntos de mejora de cada uno de sus miembros, en un ambiente sin miedo y de diálogo abierto, abrirá la puerta para dejar entrar un soplo de aire fresco y limpio que proporcionará un salto cualitativo sin precedentes en el equipo.

Desde hace años, BetterBeYourself asesora a sus clientes en este tarea, entre otros con el 360º feedback, el MBTI y estudios de Trabajar en Equipo. Nuestra oferta de “Coaching con Caballos” es un importante paso más. Es difícil encontrar otro tipo de formación con tanto impacto real y profundo.

¿Por qué caballos?
Los caballos tienen una gran capacidad de reflejar al ser humano: tal y como tu eres con un caballo refleja como eres en tu vida laboral y en tus relaciones. Los caballos pueden “oler” tus sentimientos e incongruencias y reaccionan conforme a ello. Los caballos no mienten, no reflexionan, no manipulan, no tienen un ego, no esconden sentimientos, no conocen el bien y el mal, no juzgan, pero sí reaccionan de inmediato sobre lo que perciben, y reflejan de una forma directa como eres tú. En 10 minutos aprenderás más sobre ti mismo/a y tu equipo que en 10 sesiones de coaching normal.

Un buen líder reconoce y sabe mover las emociones de los demás y sabe comunicarse efectivamente con sus colaboradores. Su propia honestidad y autenticidad, junto a un cierto grado de humildad, son los elementos imprescindibles para llegar a ser un líder capaz de fomentar la ilusión y el rendimiento de su equipo. Trabajando con caballos lo aprenderás.

Caballos trabajan en equipo para sobrevivir. Son nuestros profesores por excelencia para enseñarnos como construir equipos eficaces en base a confianza, respeto y responsabilidades bien definidas. Viendo a los miembros de tu equipo trabajando con caballos, descubrirás sus capacidades y cualidades reales, lo que te permite gestionar tu equipo de una forma absolutamente coherente y honesta. ¡Tu propio equipo te lo agradecerá!

Otra aplicación muy interesante del coaching con caballos es para la selección de personal. La capacidad de liderazgo, de comunicación, de superar retos, de perseverancia y de creatividad de posibles candidatos quedará reflejada de una forma muy evidente trabajando con caballos.

Este tipo de coaching ya existe desde hace años en países como EEUU, Inglaterra o Alemania y también está abriéndose camino en España. Grandes empresas como General Motors, BMW, Volkswagen, la CIA, Disney o NIKE Iberia utilizan el coaching con caballos en sus procesos de formación y desarrollo profesional y personal.

El coaching que utiliza a los caballos como espejo, contribuye de una forma espectacular y casi inmediata a aumentar el auto-conocimiento, el respeto mutuo y la confianza entre los miembros del equipo. Además es muy divertido y las sesiones se desarrollan en plena naturaleza.

¿Para quién?
Para:
– Empresas y Organizaciones
– Grupos y Equipos
– Directivos y Managers
– Mandos intermedios
– Departamentos/empresas de selección de personal

Objetivos:
– Comunicación eficaz
– Liderazgo que inspira
– Trabajar en equipo
– Desarrollo profesional/personal
– Creatividad

Garantizar el rendimiento del Coaching con Caballos
Existen muchas tipos y cursos de formación. El rendimiento real en muchos casos se esfuma después de poco tiempo. La pregunta: ¿Y ahora qué?, es la clave para conseguir resultados duraderos.
El impacto del aprendizaje conseguido trabajando con caballos es único. Pero también aquí su traducción en cambios duraderos requiere nuestra atención especial.
Para conseguir este rendimiento duradero y bien anclado de las sesiones de coaching con caballos, los siguientes pasos son importantes:

Fase 1: Intake:
Definir objetivos de una sesión de coaching con caballos en base a

1: Informes individuales del 360º feedback de los participantes.
2: Informes individuales “MBTI”
3: Una encuesta online “Trabajar en equipo”
4: Temas aportados por el propio cliente

Para este proyecto hemos desarrollado cuestionarios específicos sobre liderazgo y trabajo en equipo para el “360º feedback” así como el cuestionario “Trabajar en equipo” según Patrick Lencioni. Estas encuestas y evaluaciones son importantes porque aportan datos reales e información relevante para enfocar las sesiones con los caballos. Nos permiten establecer metas muy claras tanto a nivel individual como a nivel de equipo, permitiéndonos una medición posterior fiable para evaluar el rendimiento real del proyecto (ROI)

El “Indicador de Myers-Briggs” (o MBTI por sus siglas en inglés) es un test de personalidad diseñado para ayudar a una persona a identificar algunas de sus preferencias personales más importantes. El indicador fue creado por Katharine Cook Briggs y su hija Isabel Briggs Myers. El indicador es utilizado frecuentemente en campos tales como dinámicas de grupos, capacitación de personal, desarrollo de capacidades de liderazgo y desarrollo personal.
Repetir el test después de una sesión con caballos facilita la constatación de cambios en el autoconocimiento de los integrantes de la organización

Fase 2. Las dinámicas vivenciales con caballos: A trabajar
Durante las sesiones con los caballos trabajaremos los temas a nivel individual y de equipo según han salido de la fase previa. Habrá un feedback continuo in situ entre coaches y participantes, relacionando constantemente las experiencias vividas con el caballo con la vida laboral y personal de los participantes. Todos los miembros del equipo, pueden participar activamente en este proceso abierto de dialogo y feedback. Los formadores anotan constantemente sus observaciones para su uso posterior.

Fase 3. Asimilación de experiencias e intenciones
Al final del día y “en caliente” tiene lugar una puesta en común en la que se repasa las situaciones vividas por todos y cada uno de los participantes de manera que sus vivencias y conclusiones queden firmemente grabadas en su memoria emocional en forma de experiencia real asimilable. Para ello, utilizamos una serie de preguntas:
A nivel individual: ¿Qué has aprendido?
¿Cómo podrías aplicarlo a tu vida laboral?
¿Qué compromiso puedes formularte de aqui a 3 meses?
A nivel de equipo: ¿Qué has aprendido sobre tu equipo y/o tus compañeros?
¿Qué lección sacas de ello?
¿Cómo ves tu propio papel en el equipo después de esta sesión? ¿Algo ha cambiado?

Fase 4. Reflexión y confirmación de intenciones
Después de unos días de reflexión pasamos las mismas preguntas por email para comprobar posibles cambios.

Fase 5. Definir compromisos y retos
Por teléfono, o cara a cara si algún participante asi lo desea, contactaremos con cada participante para profundizar y/o concretizar un poco más. Estamos a disposición de los participantes para cualquier tipo de ayuda.

Fase 6. Informe Final
Toda la información recogida (observaciones, grabaciones, e-mails y contacto personal posterior a las sesiones) se plasma en un informe final con conclusiones y, sobre todo, con los retos y compromisos definidos por los propios participantes. En este informe final propondremos los pasos a seguir para conseguir que estos retos y compromisos se cumplan dentro del plazo previsto.

Fase 7. Medir los resultados
Después de un tiempo evaluaremos los resultados on-line. Repetiremos las evaluaciones 360º feedback, el MBTI y/o la encuesta “Trabajar en Equipo” para poder evaluar el rendimiento del proyecto.

Fase 8. Definir los siguientes pasos
Continuidad en el coaching y nuevas dinámicas de grupo: es posible repetir un workshop con caballos con ejercicios de un nivel más elevado y exigente (tenemos 3 niveles de dificultad), trabajando los temas que requieran más atención.

¿Con quién y dónde?
Peter van Dommele, sociólogo y responsable de nuestros procesos de 360º feedback, encuestas de clima laboral y de trabajo en equipo con las herramientas de BetterBeYourself es el coordinador de nuestra oferta. Como coach con caballos está formado por la empresa especializada 3PK de Holanda. Trabajamos en estrecha asociación con un equipo de profesionales altamente preparados, cada uno con un dilatado historial en el coaching con caballos.(www.caballosyliderazgo.com)
Trabajamos en la yeguada Las Lunas cerca de Barcelona y en la finca Los Cotos de Manuel Vidrié (el gran maestro del rejoneo) en Mondéjar, Madrid. Siempre existe la posibilidad de trasladarnos a instalaciones hípicas en otras partes de España.

Sesiones:
Grupos de 6 – 12 personas
• Sesiones media jornada: Ejercicios con Caballos
• Sesiones de una jornada: Ejercicios con Caballos y Feedback individual y/o por grupo
• Sesiones de dos días, profundizando e aplicando lo aprendido el segundo día
• Sesiones aplicadas en base a un proceso previo de 360º feedback: una jornada o dos días
• Sesiones aplicadas con el MBTI: contrarrestar el MBTI con los resultados de sesiones con caballos: una jornada o dos días.
• Sesiones aplicadas en base a una encuesta de “Trabajar en Equipo” según Lencioni: una jornada o dos días.


Sesiones de orientación.

Regularmente organizamos demostraciones para empresas interesadas. Envíanos un email si quieres participar en una de estas sesiones.

Más información en: www.betterbeyourself.biz/coachingconcaballos o en:www.caballosyliderazgo.com

Datos de contacto:
info@betterbeyourself.es
Teléfono de contacto de Peter van Dommele: 661538208

El pasota, ¿nace o se hace?

noviembre 21, 2007

El 66% de los empleados españoles percibe que la dirección no muestra el menor interés por ellos. Sólo un 19% de ellos se sienten comprometido con la empresa y dos terceras partes evalúan negativamente a la dirección de su empresa, en términos de accesibilidad, honestidad, transparencia y cercanía. Son datos del “Global workforce study” elaborado por Towers Perrin y presentado en La Vanguardia el día 11 de noviembre.

Estos datos son muy preocupantes. En nuestro libro “Ilusión & Beneficios” (2004) presentamos muchos ejemplos que relacionan positivamente el compromiso y la ilusión por el trabajo con los beneficios, y demostramos que porcentajes como presentados en La Vanguardia hacen mucho daño a las empresas.

Los “pilares de la satisfacción” que utilizamos en nuestros estudios con la herramienta de investigación online BetterBeYourself reflejan los temas que realmente preocupan a los empleados, muy similares a los utilizados en el estudio mencionado: Las relaciones con los superiores, la comunicación de los objetivos y la visión a largo plazo, la inversión en innovaciones, los retos en el trabajo, la conciliación entre vida privada y laboral, la participación en la toma de decisiones, el sistema de evaluación, el interés de la alta dirección en el bienestar de los empleados, la responsabilidad social, etc.

Cada empresa, y cada conjunto de empleados, es diferente y tiene sus propias caracteristicas. Es sumamente importante investigar a fondo qué temas preocupan a los empleados y qué se puede hacer para aumentar su compromiso y su satisfacción laboral. Cada conjunto de empleados tiene sus propios puntos de vista y sus propios temas que les estimulan y comprometan. Si no lo investigas, no lo sabrás.

Este tipo de estudio es una herramienta estratégica para gestionar a los empleados: para atraer los mejores, para retener los talentos y para estimular a los empleados a contribuir más y mejor a su propia empresa. Este tipo de estudio tiene una relación directa con los beneficios y el éxito de la empresa a largo plazo.

Nosotros, Huete & Samhoud, somos especialistas en este tema y les ofrecemos nuestra experiencia y nuestras herramientas de investigación.

Para más información:
info@betterbeyourself.es