Durante años he leído muchísimos artículos y libros sobre liderazgo, trabajar en equipo, inteligencia emocional, comunicación, organizational development, estrategia etc. Trabajo en eso, claro. He llegado a la conclusión de que la primera característica de un líder es que tiene una visión personal que dirige al 100% su vida y su trabajo. Y dos, que se rodea de colaboradores que también la tienen. Y tres, que es capaz de ayudar a los demás a definir su visión personal si aún no la tienen clara. Es capaz así de abrir un camino nuevo para ellos, con sentido e ilusión.

Son personas con un sueño, con ambiciones audaces, muy honestas sobre sus propias capacidades/posibilidades (buenos y malos) y con unos valores muy bien definidos, a prueba de bomba. Son personas que han aprendido de sus errores y han sabido aplicar estos aprendizajes de forma positiva. Un buen ejemplo es Richard Branson:

What leadership boils down to is people. Whatever your style, whatever your method, you need to believe in yourself, your ideas and your staff. Nobody can be successful alone – and you cannot be a great leader without great people to lead. The trick is in striking the right balance between empowering your staff and being an example for them to follow (5 Things All Great Leaders Have In Common, Alex Pirouz)

¿De qué estamos hablando?

“Una visión personal es identidad, ambición, brújula, ancla, puerta, Estrella Polar, cimiento, esencia y rumbo” (“Eres quien llegas a ser”, Ilse Nelemans, Salem Samhoud, 2010)

Una visión personal como tienen (o tenían) líderes como Bill Gates, Richard Branson, Nelson Mandela, Steve Jobs, Franck Ribaud y muchos otros, desconocidos, a niveles más modestos, dentro y fuera de nuestras propias empresas, en nuestro entorno familiar etc., consiste en 4 elementos (definidos así por &samhoud):

Misión: ¿Cuál es mi sueño, mi razón de ser, cuál es mi motor?

Ambición: ¿Qué quiero conseguir de aquí a 3 años, cuál es mi objetivo audaz que me estimula y que me genera energía e ilusión, que me da fuerza para luchar?

Cualidades Fundamentales: ¿En qué destaco, en qué soy fuerte? Pero también, ¿En qué voy cojo, en qué mis compañeros o colaboradores tienen que compensarme?

Valores: ¿Cuáles son las ideas que defiendo, siempre, también cuando las cosas van mal?

Definir tu propia visión personal y saber si esta visión encaja con la visión y el proyecto de tu empresa es importante. Si es así, eso te daría alas a ti, al equipo y a la empresa. El hecho de marcarte tus objetivos audaces, tu sueño y tus valores,  te daría esa “Estrella Polar” como guía para todo lo que hagas. Para poder ser un gran líder de tu propia vida, profesional y personal.

Hago este ejercicio con mis clientes. Es importante y muy, muy útil. No sólo para directivos, para todos nosotros, consultores, managers, miembros de equipos, padres de familia etc. Nos da “sentido, coherencia y dirección” a nuestra vida profesional y personal.

Más info en: http://www.canfrisia.com/?page_id=26

Peter van Dommele

Anuncios

Los caballos impactan, emocionan y son de gran ayuda en entendernos mejor. Pero cobran su máximo impacto con otras herramientas más tangibles como el 360, el MBTI o una encuesta “Cómo trabajamos en equipo”. Lo que indican estos informes, se confirma en la pista, y ya no hay dudas ni rodeos: ¡a trabajar! Leelo en RRHHDigital.

TEAMING CON CABALLOS

abril 14, 2009

La empresa no es una entidad aislada. Nuestra sociedad es una compleja red interactiva de empresas, de organizaciones, valores y personas. La empresa forma parte integral de nuestra sociedad. “La empresa somos todos” como ha dicho recientemente Franck Ribaud, presidente ejecutivo de Danone (LaVanguardia, 5 de abril de 2009).

La crisis actual demuestra de una forma muy clara que eso es verdad: el daño que ha hecho la obsesión por los beneficios financieros lo estamos pagando todos. La empresa está en el centro de la sociedad y define su desarrollo.

Como consecuencia, las empresas tienen responsabilidades, dentro y fuera de la empresa, mucho más allá de conseguir beneficios financieros:
• responsabilidad social (no estamos solos)
• responsabilidad por el medio ambiente (no podemos seguir haciendo cualquier cosa)
• responsabilidad para conseguir un buen equilibrio entre vida profesional y privada (los “nuestros” también existen)
• responsabilidad para fomentar la igualdad entre hombres y mujeres (¡ya está bien!)
• responsabilidad por el bienestar de los propios empleados (clima y seguridad laboral, no somos simples medios de producción)
• responsabilidad por el desarrollo y la formación de los empleados (si inviertes en mi, yo invierto en ti, juntos creceremos)
La responsabilidad social y medioambiental (enfoque hacia fuera), y el desarrollo y bienestar de nuestros empleados (enfoque hacia dentro) en base al respeto, la honestidad, la dignidad y la confianza son los temas claves para poner los cimientos del futuro.

En eso, el Teaming y el Coaching con Caballos, son exponentes de un mismo pensamiento. Ambos estimulan el autoconocimiento, el respeto y el trabajo en equipo para construir un mundo mejor. Y ambos ponen la empresa en el centro del desarrollo de nuestra sociedad.

Por eso BetterBeYourself/Coaching con Caballos apoya el Teaming desde hace años, porque nos une la idea de que podemos construir un mundo mejor, dentro y fuera de la empresa, y desde las personas.

Info: www.betterbeyourself.biz
y www.teaming.info