El poder del “querer”

febrero 20, 2014

Sí, “yo quiero”
(aprender, luchar, crecer, contribuir o liderar)

Es 100% nuestra actitud (cómo y con qué intención e intensidad hacemos las cosas) que determina nuestro éxito y rendimiento. Eso implica que ninguna formación en la empresa será rentable si la actitud de los participantes no corresponde. Sólo funciona si ellos quieren. Si tienen una actitud positiva, y “sienten” la necesidad y “ven” el beneficio de participar y en cambiar, y si les hace ilusión.

 Si los empleados tienen una actitud positiva o no, depende en gran parte de los propios líderes de la empresa y el ambiente que han creado. Si ellos no saben generar energía positiva a través de su propia actitud, visión y comportamiento ejemplar, habrá estancamiento.

Pero….¿Cómo generar esta actitud positiva?
Dos pasos básicos:

1: Ofrecer dirección y sentido
Trazar la misión y los objetivos a largo plazo en pequeños pasos, a nivel de departamentos, equipos y a nivel individual, y ayudar a los empleados a encontrar y definir su propio “rol” y contribución en este proceso. Ofrecerles un proyecto con pies y cabeza. En ayudarles a vivir su trabajo como una aventura, con retos adquiribles.

2: Crear, vivir y disfrutar de un proyecto en común, entre todos:
Estimular la creación de una cultura basada en el “juntos”, en la confianza y el respeto, en el feedback constructivo, como base para el proyecto. En ser honestos y claros, transparentes. El proyecto de la empresa, tendría que ser el proyecto (en beneficio) de todos.

Y eso requiere de un liderazgo ejemplar y verdadero. No es fácil, ya lo sabemos. Falta por todos lados. El egoísmo y el amor propio (= el contrario del liderazgo) está al orden del día. Ojala que algún día…..

Peter van Dommele
http://www.canfrisia.com

p.vandommele@betterbeyourself.es

La visión y los valores en muchos casos no son más que un poster en la pared de la entrada de la empresa. El resultado del juego entre consultor y dirección. Queda bien. Pero, lo que no se vive, no existe. Los valores y la visión cobran sentido – o no- si los experimentas en tu propia carne. Un ejemplo: El nuevo director financiero de una gran cadena de supermercados en Holanda tenía que trabajar los primeros 6 (¡!) meses primero en el almacén central, después en caja y después en logística, como uno más. También tenía que participar en las sesiones de formación de los empleados de base. Comento que ha sido la mejor formación de su vida.

Romper la distancia entre dirección y base, y compartir experiencias, la visión y los valores, es la mejor, si no la única  manera de crear y mantener una cultura corporativa de verdad: conjuntamente.

El siguiente programa de formación para los miembros del comité de dirección podría servir para acercar a los directivos a sus propios empleados y para sacarles de su propia zona de confort:

Durante 6 meses cada miembro tiene que

1: Trabajar (sin privilegios) dos días cada mes, en el almacén, la caja, el camión, en el departamento de atención al cliente, como comercial, en el laboratorio, etc.

2: Durante estos días laborales, el móvil desconectado

3: Participar en las sesiones de formación de los empleados como uno más (observar, participar, analizar)

4: Participar con algún grupo de empleados en una actividad especial de formación vivencial con un fuerte impacto emocional, como la formación con caballos (compartir emociones, disfrutar y aprender juntos: crear equipo)

5: Después de esta sesión elaborar junto a estos empleados acciones de mejora (pensar juntos, debatir, entender y definir)

6: Después de los 6 meses, los miembros del comité tienen que presentar sus experiencias y aprendizajes en un informe individual, con especial atención para los conocimientos de los empleados de la visión/misión y los valores de la empresa. Estos informes formarán la base para una reunión especial  (en la cual puede participar una selección de empleados) de análisis y propuestas de acciones de mejora.

Peter van Dommele

http://www.canfrisia.com

p.vandommele@betterbeyourself.es

(Inspiración Simon Sinek, libro “La Clau és el Perquè” y Jaime Pereira, artículo en su blog: Cultura Corporativa ¿impuesta?)

El Aventurero Inspirador

febrero 8, 2014

Subir el Everest sin oxígeno, intentar llegar al polo sur en bicicleta, o como yo, ir a caballo miles de kilómetros por la India profunda desde el desierto de Rajastan hasta el Himalaya, son historias inspiradoras. Nos encanta escuchar y leer sobre estas hazañas, que nos estimulan y nos dan lecciones y energía. Al contrario, no moverte del sofá, juzgando a los demás, quieto, inmóvil, excusándote de todo, es muy poco inspirador. En medio, hay un mundo.

En mis cursos con los caballos recibo muchas veces (demasiados) participantes que están “en el sofá”, la zona de protección y confort. Jóvenes, mayores, mujeres, hombres, da igual. Participan, disfrutan, pero a muchos de ellos les falta “chispa”. Siempre soy feliz si dentro del equipo surge alguien que se aventura, que coge la oportunidad de experimentar y probar, con curiosidad, con energía e ilusión. Son los que inspiran y “dinamizan” el equipo con su ejemplo, y no siempre son los que mandan. Son imprescindibles, despiertan a los demás, enseñan el camino. Al final del día trabajando con los caballos, hasta la persona más apagada inicialmente dirá, gracias a ellos: “Si puedo hacer eso, ¡podré hacer de todo!”

A los empleados que se destapan así en este tipo de cursos, les tenemos que mimar, pues valen oro. Crean energía positiva. Son los que pueden tirar del carro en el futuro. Es fundamental invertir en ellos y estimular aún más su espíritu aventurero. Hay un mundo nuevo por descubrir y desarrollar (nuevas tecnologías, redes sociales, nuevas competencias, nuevos mercados etc.). La creatividad y la capacidad de innovación de la empresa dependen en gran parte de la presencia de este tipo de “aventureros inspiradores”. Que hagan, que busquen, que se equivoquen, que prueben. Bien dirigidos, ¡Ellos son nuestro futuro!

Peter van Dommele
http://www.canfrisia.com

Ilusión y Beneficios

octubre 16, 2013

Desde hace 13 años ofrecemos (&samhoud/BetterBeYourself) en España proyectos de evaluación 360º feedback, MBTI, estudios de satisfacción de clientes y empleados. Nuestras online herramientas han sido o están siendo utilizadas por empresas como SEAT, AkzoNobel, Sanitas, Grupo Ferrer, NIKE, Servicios Municipales de Barcelona (B:SM), Nespresso y muchas otras empresas.

Lo que era importante hace 13 años todavía lo es hoy en día: generar datos e informes para poder definir acciones de mejora a nivel individual y a nivel de organización. Dar dirección a los empleados, estimular la innovación y la creatividad, mejorar el estilo de liderazgo y la calidad del trabajo en equipo y, sobre todo, crear ilusión y una actitud positiva hacia el proyecto de empresa es una necesidad continua, ayer, hoy y mañana.

¡Pídanos más información!

p.vandommele@betterbeyourself.es

Gestionar el compromiso de los empleados con la empresa y gestionar la satisfacción en el trabajo de los empleados es ahora más que nunca importante. Aunque se disponga de menos fondos y más dificultades, existen muchas formulas para hacerlo. Es importante, y sobre todo, urgente. Y es ¡Un verdadero reto! Leelo en nuestro artículo en Equipos y Talento

Para ver la conferencia de Peter van Dommele para TEDxBilbao del día 27 de noviembre, haz click aquí.

TEAMING CON CABALLOS

abril 14, 2009

La empresa no es una entidad aislada. Nuestra sociedad es una compleja red interactiva de empresas, de organizaciones, valores y personas. La empresa forma parte integral de nuestra sociedad. “La empresa somos todos” como ha dicho recientemente Franck Ribaud, presidente ejecutivo de Danone (LaVanguardia, 5 de abril de 2009).

La crisis actual demuestra de una forma muy clara que eso es verdad: el daño que ha hecho la obsesión por los beneficios financieros lo estamos pagando todos. La empresa está en el centro de la sociedad y define su desarrollo.

Como consecuencia, las empresas tienen responsabilidades, dentro y fuera de la empresa, mucho más allá de conseguir beneficios financieros:
• responsabilidad social (no estamos solos)
• responsabilidad por el medio ambiente (no podemos seguir haciendo cualquier cosa)
• responsabilidad para conseguir un buen equilibrio entre vida profesional y privada (los “nuestros” también existen)
• responsabilidad para fomentar la igualdad entre hombres y mujeres (¡ya está bien!)
• responsabilidad por el bienestar de los propios empleados (clima y seguridad laboral, no somos simples medios de producción)
• responsabilidad por el desarrollo y la formación de los empleados (si inviertes en mi, yo invierto en ti, juntos creceremos)
La responsabilidad social y medioambiental (enfoque hacia fuera), y el desarrollo y bienestar de nuestros empleados (enfoque hacia dentro) en base al respeto, la honestidad, la dignidad y la confianza son los temas claves para poner los cimientos del futuro.

En eso, el Teaming y el Coaching con Caballos, son exponentes de un mismo pensamiento. Ambos estimulan el autoconocimiento, el respeto y el trabajo en equipo para construir un mundo mejor. Y ambos ponen la empresa en el centro del desarrollo de nuestra sociedad.

Por eso BetterBeYourself/Coaching con Caballos apoya el Teaming desde hace años, porque nos une la idea de que podemos construir un mundo mejor, dentro y fuera de la empresa, y desde las personas.

Info: www.betterbeyourself.biz
y www.teaming.info